Cómo lavar una almohada

Cómo lavar una almohada


Lavamos las sábadas de la cama semanalmente, el colchón una vez al mes, incluso la funda de la almohada pero, ¿prestamos la misma atención a la almohada en sí? La mayoría de la gente cree que la almohada no debe lavarse porque la humedad se mantiene en su interior y favorece la aparición de ácaros. Pero, la realidad es que ocurre justamente lo contrario. Si no lavamos nuestras almohadas al menos 2 veces al año se convierten en el nido ideal de bacterias, hongos y los ya nombrados ácaros. Nos pasamos entre 6 y 8 horas respirando sobre ellas cada día y no es de extrañar que la suciedad de acumule.

Lavar una almohada de látex

ntes de lavar tu almohada de látex, mira la etiqueta de lavado y comprueba que se puede lavar. Algunas almohadas de látex están fabricadas con un látex hipoalergénico, que evita la aparición de bacterias y ácaros en su interior, que hace que no sea necesario lavarlas. Para las almohadas de látex que sí se pueden lavar, es más recomendable hacerlo a mano, a no ser que en la etiqueta de lavado especifique el uso de lavadora.
Coge un recipiente, llénalo de agua tibia y añade un poco de detergente suave, especial para prendas delicadas. Mézclalo todo bien y humedece un trapo limpio en la solución. Exprímelo bien para retirar el exceso de agua y limpia la almohada de látex con él. Hazlo suavemente y realizando movimientos circulares para eliminar bien las manchas. Lo más importante en el lavado de las almohadas de látex es el secado. Sécala bien con toallas limpias para eliminar toda la humedad posible, luego colócala en un lugar seco, sin que llegue la luz directa del sol y, lo más importante, plano.

Lavar una almohada viscoelástica

Es muy importante diferenciar entre las almohadas de viscoelástica moldeada y la viscoelástica transpirable puesto que las primeras no se pueden introducir en la lavadora y las segundas sí. Para saber qué tipo de viscoelástica tiene tu almohada, consulta la etiqueta. Para lavar tu almohada viscoelástica moldeada, introduce en un recipiente agua tibia y un poco de jabón neutro o detergente suave. Coge un paño limpio, humedécelo en la mezcla, exprímelo bien para retirar el exceso de líquidos y lava la almohada viscoelástica haciendo movimientos circulares.
Luego, sécala bien con toallas limpias y déjala en algun lugar plano, libre de humedad, para que se seque bien. O, si tienes una aspiradora con un cepillo de cerdas suave sécala con ella muy suavemente y con mucho cuidado.
No olvides consultar la etiqueta de lavado de la almohada viscoelástica para asegurarte de que se puede lavar sin problemas.
Lavar una almohada de plumas o fibra sintética

Tanto las almohadas de plumas como las de fibra sintética pueden lavarse en la lavadora sin ningún problema, siempre que no introduzcas más de dos. Pon el programa para prendas delicadas, agua tibia y utiliza un detergente líquido suave. No utilices el modo de centrifugado porque puede dañar las almohadas. Para que tus almohadas de plumas no pierdan su volumen y queden igual de esponjosas, introduce dentro de la lavadora dos pelotas de tenis envueltas con medias gruesas, átalas bien para que las medias no se desprendan.
Para secarlas, puedes hacerlo en la secadora o al aire libre. Si utilizas la secadora, programa el ciclo de secado en frío para las almohadas de plumas y el secado de calor mínimo para las de fibra sintética. En ambos casos, introduce también dos pelotas de tenis. Y si las dejas secar en el exterior, colócalas en un lugar plano y procura moverlas durante el proceso de secado.

 

Loading...

Artículos relacionados





Anuncios Google

Enlaces de interés

Todos los derechos reservados. Ziltik